Hermetismo alrededor de baleado en montes de Hunucmá.

0
2124


HUNUCMÁ, Yucatán, 2 de marzo.- Isaac Cob Reyna, de 21 años, resultó herido de manera accidental, esta mañana, cuando se encontraba en una “batida” para la caza de venado, en montes de la Hacienda San Miguel Chac, de esta cabecera municipal.

En un principio se dijo que uno de sus compañeros disparó accidentalmente su rifle y lo hirió, pero más adelante, una versión extraoficial de la Policía Municipal, informó en base a inconsistencias que el mismo se lesionó, al accionar su escopeta, que cayó al suelo, mientras se hallaba en la rama de un árbol.

De acuerdo con datos recabados por el reportero, el hunucmense Cob Reyna, se fue de cacería con algunas personas más, en el monte que se ubica a tres kilómetros de la antigua hacienda citada.

Que al accionarse su escopeta, por accidente, recibió el impacto de un perdigón en la frente, y al parecer otro más en el pecho. Cabe mencionar que el lesionado, con las ropas ensangrentadas, llegó conduciendo su propia moto, a la hacienda antes mencionada, pidiendo ayuda y preguntando por su padre Primitivo Cob May, que trabaja en ese lugar.

El herido fue llevado a una de las habitaciones de la hacienda, mientras llegaba la ambulancia que solicitaron; sin embargo como transcurrieron más de 20 minutos y la unidad de emergencia no llegó, entonces un particular, de nombre Felipe Zapata, quien tiene su terreno anexo, ofreció llevarlo al hospital en su propio automóvil.

Daniel Enrique Cob May, tío del lesionado, indicó que su sobrino llegó pidiendo auxilio, estaba manchado de sangre, y se le veía muy asustado, pero le llamó la atención, que vino del monte, manejando su propia moto. Los hechos ocurrieron minutos después de las 10 horas.

Llama la atención, que según versión de testigos en la hacienda, Cob Reyna llegó pidiendo auxilio, diciendo que lo hirieron, y que le dispararon. Los mismos informantes aseguraron no haber escuchado ninguna detonación cerca del lugar.

Saúl Oswaldo Bojórquez Baas, quien se hallaba de visita con un grupo de infantes, en las instalaciones de dicha hacienda, dijo que el herido permaneció casi 25 minutos esperando, pero que la ambulancia no llegó, y su vecino Felipe se ofreció para llevarlo al Hospital O’Horán en Mérida.

Atraídos por los hechos, llegaron al lugar, varios carro patrullas de la Policía Municipal Coordinada, lo mismo que unidades de la Secretaría de Seguridad Pública; lo mismo que agentes de la FGE para el deslinde de responsabilidades.

La policía estatal guardó total hermetismo respecto al caso, entre las inconsistencias están que testigos presenciales indicaron que el mismo herido, dijo que le habían disparado, así como según hombres de campo, que indicaron que los árboles en esa zona no son muy altos, por lo que un impacto accidental a esa corta altura lo hubiese matado.

 

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here