Crisis de seguridad en Ucú.

0
754


UCÚ, Yucatán, 17 de marzo.- Los agentes de la Policía Municipal, Enrique Borges Esquivel, y Rubén Puc Rodríguez, lo mismo que la Oficial, Melissa Koyoc García, hicieron una huelga de brazos caídos, durante el transcurso del día, porque, de manera indebida, según ellos, les descontaron dos días de su quincena.

Este problema en la corporación, que ha venido sucediendo a lo largo de varios meses, que ha trascendido a una crisis total, ha originado la renuncia de 28 uniformados, del total de 34 policías que ha tenido este municipio.

En la actualidad sólo hay tres policías por turno. Los que hicieron la “huelga”, son precisamente los tres uniformados que estaban en servicio.

Lo anterior ocurre por los malos tratos de la Regidora de Seguridad Pública, María Gaudencia Chan Dzul, jefa y encargada de la Policía local, nombrada luego que el actual alcalde, Mario Chan García, destituyera al director, a quien los quejosos identificaron con su clave “Max”.

Algunos de los agentes que renunciaron, aseguraron que se enteraron que sus nombres continúan apareciendo en la nómina de pago. Sin embargo, afirmaron que cada vez que van a hablar con el alcalde, éste no quiere dar la cara, porque casi nunca está en su oficina de Palacio Municipal.

Por el mismo lío, los vehículos policíacos, incluida la ambulancia de traslado, estacionados en la acera del parque frente a Palacio, así como varias motocicletas de la misma corporación, arrumbadas en la terraza de la sede del Ayuntamiento, se encuentran inmovilizadas por la falta de combustible.

Al igual que los tres uniformados, quienes afirmaron que no les entregan uniformes, ni botas, y mucho menos lo más elemental para desempeñar su labor, lo mismo que al chofer de la ambulancia, Maximiliano Balam Dzul, sólo pretenden pagarles $2,240 pesos, de los $2,500 que deben ganar en la quincena comprendida del 1 al 15 de marzo.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here