Exige justicia para su esposo e hija desde la cama de un hospital.

0
2628


CELESTÚN, Yucatán, 2 de enero.- Hace menos de una semana, en un lamentable accidente, la Sra. Yajaira García Solís, perdió a su marido e hija Viviana Andrea, que fallecieron al ser embestido el automóvil en el que viajaban rumbo a este puerto, por una unidad en que se trasladaban algunos turistas, rumbo a la capital del Estado.

Doña Yajaira supone, en medio de su profundo dolor por la pérdida de sus seres queridos, y del dolor de sus heridas, que su tragedia no tiene aún una respuesta, pues asegura que todavía no se ha procedido contra el responsable del accidente que invadió el carril contrario, y enlutó su hogar.

La afectada, quien clama justicia desde la cama de un hospital, donde fue operada por las secuelas que le dejó el mismo accidente; sostiene que al guiador de la camioneta Honda CRV, placas V88-AMD, identificado como Mauricio Rodrigo Valle, de unos 68 años de edad, a quien se le menciona como posible familiar del ex gobernador del Estado de Puebla, está libre, tranquilo, y sin custodia en una clínica de la ciudad de Mérida.

Hay una nueva versión que señala a otro posible guiador de dicha unidad, al que se identifica con el nombre de Raúl Rodríguez Pulido, y que según la lesionada, lo hacen para desvirtuar los hechos.

También llama la atención, que el día de los hechos llegaron al lugar dos personas que dijeron ser abogados de dicha familia, quienes pidieron a reporteros que cubrieron la tragedia, que no tomaran fotos, e incluso los estuvieron grabando con su teléfono celular.

“Ayúdenme para que la muerte de mi esposo e hija, cuya denuncia se ventila con Expediente No. A2 A2/512/17 AG.26, interpuesta en el Ministerio Público de la vecina ciudad de Hunucmá, no quede impune, y se atienda conforme a derecho y con apego a la ley”, añade la Sra. Yajaira.

La entrevistada dijo también, que le han comunicado -no dijo quién- de que los responsables del accidente, cuya familia ya regresó a su lugar de origen, no quieren hacerse responsable, y que le han dicho que la unidad no está asegurada, como marca la Ley de Tránsito.

Por otra parte, familiares de la quejosa, aseguraron que si es necesaria su movilización a la ciudad de Mérida, para hacer una manifestación, pidiendo justicia, lo harán en los próximos días, sobre todo para exigir al gobernador Rolando Zapata Bello para que ponga solución a la trampa mortal que tenemos como carretera, comentaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here