Fatal encontronazo, Celestún de luto nuevamente.

0
4007


CELESTÚN, Yucatàn, 28 de diciembre.- Un brutal encontronazo entre dos vehículos, arrojò como saldo dos muertos y cuatro lesionados en el tramo Kinchil – Celestún, a escasos días del finalizar este año.

De nueva cuenta la tragedia se escribió en esta angosta vía dejando la pérdida de un padre y su hija oriundos de Celestún.

El fuerte accidente se suscitó alrededor de las 18 horas, al agarrarse de frente una camioneta CRV Honda, que conducía Mauricio Rodrigo Valle contra un automóvil Passat que circulaba con destino al puerto.

Este último auto era manejado por Andrés Flores Cauich (a) “Yuyo” de 28 años y le acompañaba su hija Bibian Andrea Flores García de 7, ambos perdieron la vida y acabaron prensados sus cuerpos entre los hierros retorcidos del destrozado carro VW.

De igual forma con el ahora occiso viajaba su esposa Yajaira García, sin embargo resultó apenas con golpes y ante la dantesca escena entro en shock, fue necesario el apoyo de sus familiares que arribaron de inmediato.

Del automotor japonés que guiaba Mauricio Rodrigo, aparte de quedar prensado con vida, resultaron tres mujeres lesionadas que fueron atendidas por los cuerpos de emergencia, que llegaron tarde al lugar de los hechos.

Al sitio del trancazo a la altura del kilómetro 72, arribaron elementos del H. Cuerpo de Bomberos, paramédicos y decenas de agentes de la SSP para auxiliar y acordonar el area. Al final no se supo cual de los dos invadió el carril, pero según parientes de Yajaira dijo a las autoridades que ellos venían a velocidad moderada cuando el vehículo blanco al rebasar otro coche, los impactó de frente. Las dos unidades terminaron fuera de la cinta asfáltica y ya más tarde peritos y FGE se encargarían de determinar quien tuvo la culpa, mientras el Servicio Mèdico Forense, se encargò del levantamiento de los cadáveres.

Por último paramédicos estatales que fueron de los que tardaron en llegar al lugar de los hechos, ordenaron a los uniformados para que ninguno de los reporteros gráficos pueda cumplir con su labor informativa.

Un grupo de personas, identificados con Rodrigo Valle que se dirigían a la capital yucateca, que alardearon con lujo de prepotencia que eran abogados, amenazaron a los comunicadores de que no podían tomar fotos, de acuerdo con la “Nueva Ley”.

En contrario ellos mismos fueron los que se dedicaron a grabar a los periodistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here