Navidad en medio de la pobreza.

0
238


CELESTÚN, Yucatán, 24 de diciembre.- Al igual que para la mayoría de los 40 millones de pobres que hay en todo el país, en la colonia “Gaviotas”, uno de los barrios con mayor pobreza en este polo turístico, no habrá una nochebuena, ni una navidad alegre.

Al menos así lo aseguró la Sra. Ana Graciela Gómez Uicab, de 57 años, quien al igual que 35 familias más, habita en una endeble vivienda de lámina de cartón y maderas, en el citado suburbio.

Doña Ana Graciela, cuya casa no tiene piso, mucho menos estufa y refrigerador, y quien en un solo cuarto funciona la recámara, la cocina y el baño, vive con su marido Jaime Rodolfo Dzib Sonda, el famoso “Rambo”.

La entrevistada sostiene que no habrá una alegre nochebuena, ni una navidad, porque apenas si les alcanzará para organizar su cena, cuyo menú serán panuchos, ensalada o “burritas”.

En las “Gaviotas”, la mayoría de la gente vive de la pesca.

Los políticos se acuerdan de nosotros en campaña, pero no durante las fiestas decembrinas, porque aquí, en estas fechas, todo transcurre con normalidad, dicen los vecinos.

En el barrio no hay Santa Claus, sólo esperanza por obtener un juguete, al menos así lo piensa el pequeño Cristopher, de tres años, quien juega con una vieja pelota de plástico y un carrito deteriorado, sin ruedas.

En este lugar, no hay agua potable, el vital líquido lo traen a medio kilómetro de distancia, que obtienen del depósito de una vivienda particular, con permiso de su dueño.

“En este viejo anafre vamos a cocer los escasos alimentos que vamos a disfrutar en nuestra cena de navidad, porque aquí no llegan ni las estufas ecológicas, que se han repartido”, finalizó Doña Ana Graciela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here