Se salió del camino y se impactó contra un árbol.

0
153


CELESTÚN, Yucatán, 15 de septiembre.- El celestunense Gustavo de Jesús Mora Flores corrió con suerte otra vez, al sufrir un segundo accidente en el tramo carretero Kinchil-Celestún, por el clásico “pestañazo”.

Esta vez el saldo fue de dos personas heridas, ambos compadres suyos, lo mismo que daños materiales considerables, cuando conducía el automóvil Toyota, con matrícula ZAF-8961.

Mora Flores circulaba de poniente a oriente con rumbo a la ciudad de Mérida. Acompañado de sus dos compadres.

Sin embargo, a la altura del kilómetro 68+500, dormitó apenas en la guía, causando que volanteara y emergiera del camino por el costado derecho para avanzar varios metros dentro los matorrales.

Al final acabó chocando con un frondoso árbol de jabín por la parte trasera de la nave, al girar bruscamente. Asimismo al lugar del percance debido a la cercanía del lugar donde se ubica el retén de vigilancia (entronque de Chunchucmil) arribaron de inmediato elementos de la unidad 2159 de la Secretaría de Seguridad Pública.

Se supo que en un automóvil particular fueron llevados los compadres del conductor, hacia el hospital de Umán, para una valoración médica. Se ignora sus nombres.

Como coincidencia, cabe mencionar que hace casi un año, Gustavo de Jesús, precisamente en un 15 de septiembre de 2015, en la misma carretera, el mismo tuvo un brutal choque cuando con su automóvil Camry se estrelló en la cama de un camión de carga mal abanderado. Inclusive este vehículo blanco con el cual se accidentó alrededor de las 13:00 horas, era la reposición del anterior, el cual finalizo más destrozado y de pura suerte vivió para contarlo.

Al sitio del percance acudieron elementos de la Policía Federal de Caminos, para deslindar responsabilidades. La unidad siniestrada fue reportada con pérdidas materiales por unos 27 mil pesos.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here