No pudieron disfrutar de la playa por culpa de accidente automovilístico.

0
1200


KINCHIL, Yucatán, 20 de marzo.- El meridano Roger Ponciano Can Alcocer junto con su esposa, no pudieron llegar a la playa del vecino puerto de Celestún, a donde se dirigían, para pasar un domingo tranquilo, pues la unidad en la que viajaban salió del camino, al perder el equilibrio.

Can Alcocer de 38 años, conductor del compacto rojo, marca Chevrolet con matrícula YYE-779B, transitaba de oriente a poniente, acompañado de su conyugue, la cual no fue identificada.

A pesar del duro trancazo que recibió el automóvil, al estamparse el costado del copiloto, en la dura corteza de un árbol de dzalam, la pareja de turistas locales resultó sana y salva, gracias a que traían puesto el cinturón de seguridad.

El percance ocurrió a casi 4 kilómetros de esta población. Al lugar del accidente, arribaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, para hacerse cargo, en espera de la aseguradora y de elementos de la Policía Federal.

El vehículo citado resultó con severos daños en ambas portezuelas, del frente dañado, lo mismo que el panorámico, capirote, etc.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here